Que ver en Barbados.

Qué ver en Barbados


Qué ver en Barbados

Seguro que no tienes ni idea de qué ver en Barbados. De hecho, lo poco que conozcas de esta pequeña isla sea gracias a Rihanna o a que se divorció de la reina Isabel II a solo 10 meses de su muerte. Pero ya sabes que yo soy de bichear mucho y encontré suficientes motivos, entre ellos un vuelo a solo 450€, para explorarla a fondo durante una semana. Así que te pongo en bandeja una bonita lista de lugares qué ver en Barbados para que no te falte de ná.

En realidad tenía otro motivo de peso, mi cumpleaños. Por una parte no quería celebrarlo y por otra el frío polar que hace en enero en España lo hacía aún más traumático. ¿Qué mejor plan que escapar al Caribe oriental?

Pues eso, que no se cumplen 18 todos los años y además empieza 2023 #hemosvenidoajugar

Mucho más que playas caribeñas

Speightstown

Aún teniendo claro que no es la principal ciudad de la isla, su capital es Bridgetown, esta «ciudad» tiene el encanto especial de Barbados pero además mucha menos gente, me refiero a turismo. Todo ello la hace, sin duda, más auténtica que la propia capital y, por supuesto, de lo más obligatorio que ver en Barbados.

Además de todas las playas (bonitas y públicas) que encontrarás a lo largo de su costa, la zona céntrica tiene un barrio de casas coloridas de madera que merece la pena un paseo.

A pesar de que algunas de ellas dan la sensación de mantenerse en pie a duras penas, los colores son súper vivos y para nada se trata de un reclamo turístico. Esta alegría peculiar es algo que los barbadenses llevan en la sangre.

Si en mi ruta de Zanzíbar me desesperaba por el pole pole de los isleños a cada paso que daban, aquí en Barbados no se quedan cortos. Sin embargo, le añaden esa salsa caribeña que solo ellos saben, sonrisa y bailoteo incluidos, y no puedes desesperarte.

Una vez hayas paseado por las casitas y gastado media batería del móvil, acércate a la zona del muelle de Speightstown (algo más al sur del puerto) y elige un bar para ver atardecer tomando algo junto al muelle. En mi caso elegí con total acierto Fisherman Pub que además contaba con música en directo y comer allí cuesta dos duros. También hay otros bares cercanos que visité en mi viaje a Barbados y que están a pie de playa y cuentan con tumbonas: aunque la comida era de precios más europeos…

Justo aquí pude ver uno de los mejores atardeceres de la isla, en la misma playa junto al muelle. El otro mejor atardecer fue junto al faro Harrison’s Point, a unos 15 minutos al norte.

Si quieres una visita guiada para conocer la segunda ciudad más grande de Barbados, aquí te dejo algunas opciones con guía.

Reserva Marina en Carlisle

Aunque no te mole nada bucear (o seas un/a miedica) solo el hecho de poder hacer snorkel o nadar a pelo sobre un pecio cerca de la orilla, merece cada céntimo y minuto invertido en venir aquí. Para mí, y dudo si en primer o segundo lugar, esto es de lo más top de cosas qué hacer en Barbados.

Es cierto que encontrar tortugas en el Caribe es relativamente fácil, pero ¿un barco hundido junto a la orilla? Si nunca lo has hecho solo te aviso de que esto engancha y mucho. Si nadar con bancos de peces ya es una pasada, hacerlo sobre un pecio que apenas puedes ver de tanto bicho merodeando es otro nivel.

En realidad, si no eres mucho de snorkel o es tu primera vez en este tipo de experiencias, puede que te sientas mejor de la mano de un equipo profesional. En ese caso yo te recomiendo mi centro favorito de la isla Barbados Blue, no te tienes que preocupar ni del tubo, ellos se encargan de todo y te llevan de la mano si hace falta.

Y una vez te hayas iniciado en esto, si te mola la idea, puedes acércate tú mism@ nadando tantas veces como quieras. Solo tienes que buscar el grupito de gente que verás desde la orilla para saber dónde está el pecio y la fiesta bajo el agua.

Oistins Fish Fry

Y en la lista de cosas que ver en Barbados os presento la noche del pescaíto frito al estilo caribeño (lentitud y sonrisa incluidas).

Aunque en un principio se celebraba cada viernes y sábado noche, en temporada alta puedes acercarte a cenar en esta particular fiesta más a diario. Lo primero es armarte de paciencia para encontrar sitio, y sobre todo no ser muy exquisit@ porque el Oistin Fish Fry es más una barbacoa de pescado y cerveza a gran escala que un destino para grandes paladares.

En realidad se trata de un lugar de encuentro entre locales y turistas para comer, beber, pelearse por un sitio y bailar. Hay tantos puestos de comida dentro de casetillas como puedas imaginar, varios escenarios repartidos por el pequeño recinto y «artistas» que van paseando su espectáculo entre los pequeños callejones.

Si bien no me has pedido consejo, te lo regalo aquí. Por una parte, pide bebida (la cerveza Deputy es la más demandada) y comida al mismo tiempo para ahorrarte la desesperación de beberte la cerveza sin haber probado bocado. Segundo, no te vayas de aquí sin probar el famoso pez volador que está hasta en las monedas de Barbados. Tercero e importante, haz la cuenta bien porque no te van a dar ni tique y, a veces, se les cuela algún que otro plato que no pediste y terminas pagando 10-15 euros de más.

Bridgetown

Patrimonio de la Unesco, esta ciudad es tan random como la isla entera. En ella puedes visitar desde la casa donde se crio Rihanna hasta la casona donde George Washington se alojaba con cierta frecuencia. En realidad la zona sur de la capital, la que ocupa la Bahía de Carlisle, es mucho más tranquila que el centro (downtown) donde encontrarás el mercado de pescado, el puerto y todas las fiestas y el ron que quieras.

Si te apetece algo más de turismo, date un paseo por la plaza de los héroes, el famoso puente de Chamberlein y el Centro de visitantes de Mount Gay, que en realidad es una licorería LOL.

Y si quieres ver una misa típica barbadense, te cuento que por casualidad el primer finde me encontré con esta maravilla a pie de playa. También te digo que este velador ofrece una puesta de sol de lo más romántica, vayas con alguien o solic@ te recomiendo probarlo ¡es gratis!

Y si quieres que ten lo den todo hecho y te lleven a conocer la capital barbadense, te dejo una visita guiada en este enlace.

Antiguo molino Morgan

A ver, aunque se considera el único molino en funcionamiento del país, está en reparación, pero confía en mí y sube hasta aquí arriba. En realidad, el parking es gratuito, como lo es entrar hasta la puerta del molino. Pero es que tanto el camino hasta aquí como las vistas de la isla no tienen precio (bueno, sí, te acabo de decir de hecho que es gratis).

Ya sea desde Bridgetown o Speightstown, en cuanto te adentras unos kilómetros hacia el centro de la isla tienes la sensación de haber cambiado por completo de país. De hecho, el verde y sus diferentes tonos se apoderan de todo aquello a lo que te alcanza la vista. Puede que incluso te caiga una o dieciocho tormentas en una hora, pero merece la pena. Además, ya sabes que aquí no se puede conducir muy rápido (por ley y por el estado de las carreteras) así que no te supondrá ningún problema.

Reserva de animales (el único mono verde).

Aunque me informé hasta la saciedad para saber si este complejo era realmente una reserva o un zoo, incluso tras la visita no lo tengo tan claro del todo.

La Reserva, por un módico precio de 14€ te permite pasear por dos recintos distintos. Uno es básicamente un paseo entre plantas y árboles autóctonos y probablemente incluya algún que otro mono verde despistado. El otro recinto está repleto de monos verdes, tortugas que minan cada camino y confundirás con rocas por seguro, gallos feos (pero feos), cervatillos… todos estos sueltos por allí, así que respeta.

Y, finalmente, bien en zonas apartadas o terrarios grandes, podrás ver algunas iguanas, serpientes y caimanes.

Por último, si te informas bien de la hora de la comida, podrás verlos a todos ellos (los que están sueltos) compartiendo cubos de comida sin orden alguno. Por ejemplo, un mono encima de una tortuga robando comida, como si de los trotamúsicos se tratara.

De todos modos, si no te convence la idea o las opiniones que lees te dejan claro que no es lo que quieres. En la misma entrada de la reserva, donde se compran las entradas, vas a ver monos repartidos y correteando casi seguro, sin necesidad de contribuir al recinto.

Bathsheba beach

Y como último rincón que ver en Barbados te traigo la Matalascañas del otro lado del charco. En efecto, una especie de roca gigante del revés, tipo champiñón, bañada por las gélidas aguas del océano.

En realidad tienes que echarle narices en función del día no solo a acercarte a la roca, sino hacerlo a la propia playa. Para empezar las carreteras están de pena pero es que además, y como es normal, las playas de este lado de la isla en nada se parecen a las aguas cristalinas del oeste.

Confieso que me sigue pareciendo increíble tanto contraste en apenas unos kilómetros de diferencia. Al oeste sol y casas coloridas sobre la llanura, al centro verde infinito y al este un azul grisáceo al pie de montañas espectaculares.

Solo por ver esta zona merece la pena. Pero elige bien el día, el que fui había tormenta y no pudimos ni acercarnos a la zona, aún así las vistas eran de otro país.

Cómo llegar a Barbados

Estoy convencida que en este punto Skyscanner te va a resultar mucho más resolutivo y actualizado que yo, pero sí te puedo contar cómo lo hice en enero de 2023 por dos duros.

A pesar de ya no pertenecer a la Commonwealth, las principales compañías que vuelan a Barbados son británicas. En mi caso reservé con Aer Lingus y por apenas 450€ conseguí un vuelo directo de Manchester a Barbados. Por suerte, hoy en día, volar a Manchester con Ryanair u otras compañías de bajo coste está tirado, así que el total no llegó ni a 500€.

Por otra parte, debes saber que Barbados solo cuenta con un aeropuerto, que es prácticamente de juguete pero funciona relativamente bien. NO obstante, si vas a alquilar un coche, llévalo listo de casa porque hay poca oferta y eso hace que la disponibilidad sea bajita. Además, siendo tan fácil volar para los británicos y considerando que se conduce por la izquierda también, para el turismo es una buena opción alquilar e ir por su cuenta.

Si en cambio prefieres que te lleven, tantea bien los precios porque regatear está a la orden del día y seguro que siempre puedes conseguir un precio más bajo.

Dónde alojarte en Barbados

Una vez más todo depende del tipo de viaje que tengas entre manos. En mi caso la mejor opción para una semana y considerando un lugar adecuado para lo que ver en Barbados, elegí unos días cerca de Bridgetown, coincidiendo con el finde para ir al Oistins Fish Fry, y otros 3 días en la zona de Mullins – Speightstown para visitar las zonas más al norte y evitar largas distancias. Ojo, que aquí en realidad está todo cerca, la isla no son ni 450m2, pero así podemos explorar más a fondo el país sin pasar medio día en el coche.

Si eres capaz de organizarte en condiciones puedes encontrar alojamiento por unos 25-30€ la noche por persona en condiciones bastante buenas, me refiero a tener incluso cocina. Porque eso sí, Barbados es asequible en muchas cosas, pero la comida no es ni de lejos una de ellas.

Dicho esto, en el sur aposté por un apartamento con porche en la zona de Oistins, cerca de Bridgetown, llamado Clearwater appartments, que te enlazo aquí.

Por otra parte, para la zona más al norte, elegí una casita cerca de la playa de Mullins. En este caso puedes usar el buscador de arriba o bien tirar de apartamento con Airbnb Por cierto, no me hago responsable del número de gallos que haya cerca del alojamiento que elijas, ni de que se pongan a gritar como condenados cuando aún faltan horas para que amanezca…

Y dicho todo esto, espero haberte sido de ayuda, si es así sígueme en Instagram y Facebook para estar al día de todo 😉

Últimas entradas

Sígueme en Instagram y Facebook para estar al día de todo 😉


Que ver en Barbados.
Scroll hacia arriba