Qué ver en Bahamas.


Qué ver en Bahamas: Grand Bahama.

Aunque mi principal motivo para volar a Grand Bahama era la época de tiburones, es cierto que he vuelto flipando de todo lo que ver en Bahamas. Más allá de las playas paradisíacas ¡toda esta isla es una auténtica maravilla! Desde los cerditos comilones a las piscinas naturales de colores irreales.

Grand Bahama no tiene el turismo de masas como otras islas de Bahamas, pero tras una semana explorando la isla, y también buceando con tibus, te resumo mi top 10 de cosas que ver en Bahamas. Todas ellas debidamente justificadas, documentadas, blablabla… y con imágenes que seguro te despiertan ganas.

Por cierto, una vez más, este viaje no va de lujos ni excesos. Es posible visitar Grand Bahama y disfrutar de mil cosas siendo responsable y tiesa.

Deadmans Reef

Realmente cualquier descripción sobre este lugar que ver en Bahamas se queda corta. Aún hoy me cuesta creer que esta piscina natural estuviera esperando solo para mí, sin un alma en ella. Supongo que en parte es porque es difícil localizarlo, ya que apenas está señalizado, y además el parking tampoco lo está (aunque sea un amplio descampado).

Pero a pesar de todo, cuando llegas al borde de la piscina y miras al fondo solo quieres meterte en ella. Aunque la propia piscina no está vallada, no hagas el canelo y te tires, baja por las escaleras que verás a tu izquierda, muy cerca del mar.

Ya dentro tienes que tener cuidado al caminar sobre las rocas de la entrada. Por una parte los escarpines son bienvenidos y por otra hay mucho cangrejito de paseo que no querrás pisar. Con todo ello, el agua está deliciosa en pleno febrero y tan turquesa que deslumbra.

Creo que aquí puedes disfrutar de uno de los mejores atardeceres de la isla de Gran Bahama. De hecho, me atrevería a decir que fue el mejor de todos, y no es fácil…

Lucaya beach

Nada menos que un lugar absolutamente desierto es mi recomendación top para las playas que hay que ver en Bahamas. Colócate frente a la comisaría de Port Lucaya, en la esquina derecha hay un camino peatonal que parece privado, no lo es (mira la primera foto). Es tu paseo a la playa más asolada de la zona, con una orilla increíble, un agua asombrosa pero un hotel abandonado a las espaldas.

Si ves fotos en google maps o similar verás un enorme hotel a orillas de Lucaya Beach, ya no queda mucho, pero la playa es una maravilla. A pesar de todo está limpia y no pasa mucha gente por allí.

Por supuesto, llévate todo lo que te haga falta, porque no solo no hay tiendas cerca sino que no verás ni un vendedor ambulante con agua o comida. La paz y el sonido del mar es lo único que vas a encontrar aquí. ¡Disfruta!

Lucaya Market Place

El complejo de tiendecitas de colores que componen el Mercado de Lucaya son dignos de ver en Bahamas. Aquí podrás escuchar a las auténticas Maris bahameñas y regatear hasta aburrirte. En realidad es un buen lugar, y casi el único de Gran Bahama, para comprar recuerdos de la isla. Aunque el origen de los artículos sea a veces curioso… yo juraría que la matrícula que me vendieron era de un coche de verdad…

Aún así, es curioso pasear por este mercado y ver el ambiente de los locales mientras esperan a los pocos turistas que se pasean por allí. Aquí te dejo el enlace con la info de horarios y tiendas.

Por cierto, hay al menos un cajero en el centro, que por la módica comisión de 5$ te deja sacar dinero. Ten en cuenta que no todos tienen datáfono. Bueno, en realidad todos lo tienen, pero muchos de adorno ¡palabrita!

Faro de Port Lucaya

Lo siento, pero en mi lista de cosas que ver en Bahamas no puede faltar un faro. Además este lo tienes a unos minutos a pie del mercado, no tienes excusa…

Bueno sí, que tienes que «colarte» en el hotel, pero solo en el parking. Normalmente hay una amable señora en la casetilla del parking que te deja pasar a contemplar el faro, y la verdad, yo creo que repetiría porque la zona es un amor de sitio.

Port Lucaya

Y para acabar con esta zona por todo lo alto el puerto, es algo que no puede faltar en lo que ver en Bahamas. Los atardeceres en Port Lucaya son un regalo divino o más. Así que tras pasear por las tiendas y visitar el faro, acércate al embarcadero de Port Lucaya y mira al oeste para deslumbrarte del todo.

A pesar de no estar a orillas del mar, esta zona se vuelve de colores hipnotizantes. Quédate hasta el último rayo, luego puedes aprovechar y cenar en uno de los barecitos de colores unas conq y terminar tu día como una reina.

Paradise Cove

Y llega la parte de acción (no te asustes, aún no he llegado a los tiburones) donde lo qué ver en Bahamas solo puede ser superado por con quién verlo. Pues te propongo ver una de las playas más calentitas con muchos peces, tortugones y rayas y todo por unos dólares de nada.

Lo peor que me salió en el viaje fue descubrir Paradise Cove el último día en Gran Bahama. Aún así, tuvimos la suerte de aprovechar las últimas horas por todo lo alto. Llega temprano para disfrutar al máximo, no suele haber mucha gente y Barry, el dueño, se encarga del orden.

Lo que yo te propongo es que te calces tus aletas y máscara y te metas en el agua (puedes alquilarlas allí si no las llevas encima). Ya desde la orilla verás las rayas y peces y un poco más adentro las tortugas. Aún siendo yo muy de secano, solo me salí del agua cuando no quedaba más narices porque se me echaba la hora encima.

También te recomiendo comer aquí, las conq están de lujo y los precios son bajos. Por cierto, que no pudimos resistirnos a comprar recuerdos de la pequeña tienda que hay en el chiringuito. Tal y como he empezado contándote, mi única pena es que no descubrí este sitio antes.

Taino Beach

Y esta es la penúltima zona playera que te recomiendo que ver en Bahamas. Taino beach es la más activa de todas porque cuenta con varios quioscos que ofrecen actividades acuáticas. Aunque es una de las playas más transitadas de Gran Bahama, no hay mucha gente (ni de lejos Matalascañas). Además hay un parking en el extremo más oriental y no es de pago.

Así que si un día te apetece realizar algún deporte aquí tienes todas las opciones. Pero si solo quieres pasear por los restos del antiguo muelle o balancearte en los paradisiacos columpios caribeños, aquí te esperan estos dos.

Reef Oasis Club

Sin duda fueron los culpables de mi visita a Gran Bahama y para mí un imprescindible que ver en Bahamas. Sí, esta es la parte de los tiburones que tanto me ciega, pero no temas, pequeño poni, puedes limitarte a hacer snorkel o cien actividades más con ellos. De hecho, te lo cuentan ellos mismos aquí en este enlace: Reef Oasis Club

En realidad el Centro está dentro del Hotel Viva Wyndham Fortuna Beach que es un complejo inmenso con actividades para aburrir. Las instalaciones son una pasada y en todo el centro está el Reef Oasis Club con todo lo necesario para hacerte pasar un rato inolvidable y con profesionales de la talla de Michael Tadros.

Finalmente, si consigues hacerte amiga de alguno del hotel, acércate al bar a degustar el famoso Bahama Mamma de mano de uno de los mejores cocteleros.

Crystal Beach

Aunque lo que yo tenía en mente era levemente distinto, cerditos en la playa es una de las cosas que ver en Bahamas. No solo por el COVID sino por la fecha en la que fui (febrero) hay pocas opciones de alimentar y nadar con cerditos en la playa de Gran Bahama. De hecho, cuando yo fui era la única y en realidad no sabría si repetiría la experiencia. Supongo que por ello te he colocado este must al final.

Es cierto que llegar a primera hora de la mañana es un triunfo porque estarás sola en la playa y podrás disfrutar de ella sin presión. Pero conforme se acerca la hora de alimentar a los cerditos llegan los minibuses con más turistas. En primer lugar te dan una charla sobre lo que no se debe hacer bajo ningún concepto (bravo) y luego te colocan en fila para llevarte a la zona donde salen a comer los gorditos.

Te darán manzanas en un pinchito de palo y te pedirán que no te muevas de tu sitio asignado. Entonces es cuando los cerditos pasarán libremente por toda la zona buscando su premio. El problema viene cuando nosotros mismos no cumplimos las reglas y no respetamos ni las normas ni al animal. Por mucho que regañen los trabajadores, no todos hacen caso.

Así que disfruta de la playa, pasea, come, báñate… y solo si crees que puedes comportarte y te apetece, adquiere el extra para acercarte a los cerditos bahameños.

Cómo desplazarte en Bahamas

Si realmente quieres disfrutar de todos los sitios que ver en Bahamas tu mejor opción es alquilar un coche. En este caso, tienes que tener en cuenta tres cosas para no liarla parda.

Por desgracia en Bahamas los coches tienen el volante en la izquierda (no te rías que no he acabado), pero se conduce también por la izquierda (LOL). Así que es doblemente difícil, por lo que elige una buena copiloto para no liarla en la isla. No llores, sería peor si tuvieran el volante a la derecha y condujeran como en Barbados

Reserva con antelación porque hay pocas opciones y menos oficinas de alquiler de coches. En mi caso solo nos pidieron 55$/día y 11$/día de fianza. En realidad creo que la fianza es más que recomendable, porque conducir con estas características puede no parecerte muy seguro.

Cuando vayas a devolver el coche asegúrate de llevar efectivo, porque además de haber pocas gasolineras, una vez más, los datáfonos son de adorno. Sólo efectivo.

Dónde alojarte en Bahamas

A pesar de lo que puedas creer, dormir en Gran Bahama no es caro si sabes cómo. Yo te traigo dos opciones en función del número de viajeros.

La primera es la que yo cogí, ideal para 2 personas, con una piscina a orillas del mar, unos vecinos adorables y un Condo de película. Te dejo enlace aquí y fotos del apartamento.

Pero si vais algunos más, en Paradise Cove tienes un par de casas con varias habitaciones a pie de playa:

Booking.com

Si te he ayudado en algo, apóyame siguiéndome en Instagram y Facebook y además estarás al día de todo 😉

Últimas entradas

Sígueme en Instagram y Facebook para estar al día de todo 😉


Qué ver en Bahamas.
Scroll hacia arriba