Oceanía

Las antípodas de mi hogar, ese lugar donde jamás piensas que vas a llegar porque hay tanto, tanto que visitar en el mundo… Y, sin embargo, allí estaba yo, en Sídney, la ciudad que tantas veces había soñado y que tantas veces le había enseñado a mi ahijada en «Buscando a Nemo».

Yo soñaba con Australia y quería darlo todo en un mes. Y, aunque mi intención era explorar Australia durante un mes, una conversación con un amigo que vivía allí lo cambió todo para siempre. Su insistencia en dividir el viaje en dos y visitar Nueva Zelanda era ilimitada. Nunca olvidaré su descripción: «Australia es maravillosa, increíble, pero todo te quiere matar. Nueva Zelanda es como Australia, pero puedes dormir en bolas en mitad de la nada que tu vida nunca correrá peligro.»

Destinos

Echa un vistazo a mis destinos:

Y si no encuentras lo que buscas,

Y así lo hice, 15 días en cada país. Visité Sídney, Cairns, buceé por primera vez en la Gran Barrera de Coral, volé a Adelaida para pasar varios días en plena naturaleza en Isla Canguro y descubrí una de mis ciudades favoritas del mundo: Melbourne.

Y a pesar de que Australia superó con creces mis expectativas, Nueva Zelanda las fundió. Visité norte y sur y se coló en mi Top3 de mejores destinos visitados. Tanto que dos años después volví a visitarla de nuevo.

Aún tengo varios archipiélagos de Oceanía que visitar. Y seguro que cuando lo haga, pararé de nuevo en mi adorada Nueva Zelanda.

Visita Las Antípodas
Recorre la Great Ocean Road
Descubre Nueva Zelanda
Pasea entre koalas
Acércate a los volcanes
Scroll hacia arriba