Dónde comer en Jerez de la Frontera

Dónde comer en Jerez de la Frontera


Más allá de caballos, flamenco y motos, saber dónde comer en Jerez debería ser una de las principales cosas que hacer en la ciudad más variopinta de Cádiz.

Y como ya he estado las suficientes veces para poder engordar y opinar, aquí te detallo mis lugares favoritos. Conste que el orden es aleatorio, deja que las fotos te engatusen…

La Vermutería

La Vermutería es algo más que un local de bebidas, es uno de los mejores sitios donde comer en jerez y, para mí, tiene la mejor tapa de la historia de Cádiz: la croqueta de tortillita de camarones… ¡gloria bendita!

A pesar de nos ser yo muy de Vermut, soy una red/white wine person, reconozco que me he visto tentada y he probado varios de la amplia carta. Mis favoritos:

Pero vayamos a comer, que es lo que me ha traído aquí. Por favor, no te pierdas esa croqueta de tortillita de camarones (en la carta aparece como «Bomba de camarones y langostinos al amontillado»). Para mí es la reina del local y de la provincia.

Y entre las tapas que más me gustaron están: la mini hamburguesa de chicharrón, las gambas cristal, y el tartar de atún con tomate seco y wasabi… De postre, pide la tarta de queso con helado (recuerda, siempre hay hueco para el postre).

Come en un Tabanco

Aunque tienes tabancos de sobra para elegir dónde comer en Jerez, yo te voy a recomendar el que a mí me ganó. Pero primero ¿sabes dónde te metes?

Un tabanco es un antiguo despacho donde se servía el vino a granel, algunos tienen más de un siglo y ahora puedes no solo degustar el vino in situ, sino tapear y disfrutar del verdadero flamenco jerezano.

Tabanco el Pasaje es la típica mini bodega con arte donde debes ir temprano a coger sitio para no perderte uno de sus espectáculos flamencos: baile, cante y guitarra llenan su pequeño escenario. No dejes de pedir los papelones de embutidos y sobre todo los chicharrones de Cádiz…

Momai (a lo Juan Palomo)

Si conoces el concepto DIY (Do It Yourself) y te mola, este es tu sitio. El gran Chef Alonso García te enseñará algunos truquitos de cocina e incluso a cocinar platos de fusión peruano-japonesa.

Además de cocinar rico con pan bao, del cual estoy enamorada, hoy haremos ceviche y arroz meloso. Pero sobre todo aprenderemos mucho (al menos yo). De hecho, sobre las ostras, Alonso nos enseña que una vez consigamos abrirlas debemos recolocar la tapa para que no se deshidraten.

También nos da tips para el ceviche, al que no se le puede echar nada de grasa porque se corta o cuyo pescado no se corta en cuadrado, se corta en láminas para poder saborearlo mucho mejor. Por cierto, ese fumet debe estar frío para el ceviche…

Lo mejor es que vas picoteando mientras cocinas (o haces como que cocinas) y todo se hace mucho más ameno. Como resultado, y a pesar de que el grupo de aprendices no era el más dócil, tenemos aquí una pechá de comer y todo súper rico.

Tablao puro andaluz

Y además un buen lugar donde comer en jerez. De entre todos los tablaos flamencos de Jerez, y no siendo precisamente mi estilo, debo admitir que Puro Arte me ha cautivado y emocionado a partes iguales. Además de la gracias con la que te sirven la comida, riquísima y consistente, el cuadro flamenco que ameniza la visita es de lo mejor que he visto nunca (y he vivido media vida en Sevilla).

En serio, tienes que venir a este sitio para rematar tu visita a Jerez de la Frontera y disfrutar de su arte mientras degustas la cocina puramente andaluza.

Bodegas con gusto

Si estamos recorriendo Jerez de la Frontera, no puede faltar la visita a alguna bodega y yo he elegido una de las mejores, palabrita.

En Bodegas Fundador puedes visitar con guía la Bodega «La Mezquita» de más de 25.000 m2 y recorrer los pasillos de botas (los barriles esos enormes) bajo unos arcos hipnóticos e infinitos. No te preocupes, no es una gran caminata y además podrás terminar la visita subiendo al pequeño mirador que te permite contemplar mejor toda la bodega.

Y si quieres terminar la faena a lo grande, puedes no solo degustar varios vinitos sino también comer en su restaurante súper cool.

Por cierto, Fundador era el Brandy suave y amontillado que bebían los protagonistas de «Fiesta», la novela de Ernest Hemingway.

El origen de todo

En realidad Alboronía es el plato origen de todos los platos. Por eso en este restaurante en pleno centro, casi todo son tajines, platos judíos pero con un sabroso toquecito personal que lo convierten en un buen lugar donde comer en Jerez.

Aunque de primeras todo te pueda sonar marroquí, la fusión andaluza está presente en cada plato. Entre mis favoritos está el hummus y las croquetas de coliflor (mejor de lo que suena, confía en mí). Los rollitos de pato con dátiles y espinacas están perfectos con la salsa de noséque que les cubre.

Pero yo, tras tropecientos países degustando platos, me quedo con el tallín de pollo picante y el kefta. Es cierto que no pude llegar al postre, pero me han contado que el pastel de naranja tipo torrijas está que se sale…

Un palacio para un café

De nuevo, te enseño un bonito y atípico lugar para reponer fuerzas en tu visita a Jerez de la Frontera: Hotel Casa Palacio María Luisa. En esta ocasión un palacio de 5 estrellas gran lujo, tranquila, que el café no te va a vaciar el bolsillo. Eso sí, el paseo por sus estancias te va a dejar de piedra y, una cosita importante, no olvides dejar un hueco para ir al baño antes de marcharte de aquí, vas a seguir alucinando un ratito más ¡de nada!

Si además te quieres alojar, aquí tienes el enlace a su hotel (esto te va a costar una chispa más que el café).

Y para bajar todo esto, te dejo todo lo que hacer en Jerez, que no es poco. Seguro que algo te cuadra…

Dónde alojarte en Jerez

De entre todas las opciones, te recomiendo un hotel bonito, con un gran desayuno, piscina y una muralla que es patrimonio histórico nada menos. Yo me alojé en el Hotel Boutique Astuto, en pleno centro, y solo puedo tener palabras de agradecimiento para sus empleados y de felicitaciones por las instalaciones tan ideales que tienen.

Además, en su terraza superior, con vistas al famoso Convento de las Reparadoras de Jerez, obra de Aníbal González, autor de la Plaza de España de Sevilla. ¿Seguro que no quieres un vermú aquí?


Últimas entradas

Sígueme en Instagram y Facebook para estar al día de todo 😉


Dónde comer en Jerez de la Frontera
Scroll hacia arriba